miércoles, 16 de septiembre de 2020

Ya podéis oír el nuevo largo de Osees, "Protean Threat", y como nos ha gustado, lo reseñamos.


A dos días de su edición oficial por la Castle Face Records, ya podéis oír integro el nuevo álbum de los por ahora y hasta nueva orden llamados Osees, "Protean Threat". Nada mas y nada menos que su vigésimo tercer largo en algo mas de 15 años, y el cuarto desde que al Sr. Dwyer se le antojo usar dos baterías, que por fin y esta vez a la de cuatro, parece ser que ha conseguido que funcionen bien.

No es tonto el bueno de John, y comenzó destapando los avances de este disco con un fulminante trallazo como "Scramble Suit II", buen sabedor de lo que el público busca siempre en esta formación, para continuarlo con un mas apaciguado, pero igual de impactante y directo "Dreary Nonsense", que nos flipó por igual que el anterior, al que continuo un golosísimo "If I Had My Way", que dejando entrever mas retazos de su actual tendencia por el "groove", nos hizo babear con la excelente labor del siempre atinado y competente bajo de Tim Hellman... Y hasta ahí pudimos leer, como decía Mayra Gomez Kemp en el "1,2,3 responda otra vez", dejándote con la miel en los labios, y todas las esperanzas puestas en nuevo disco de una banda que lo cierto es que podrá acertar mas o menos, pero nunca defrauda.


Sin ser el mas arrollador, ni el mas sorprendente, ni mucho menos el mas lísérgico, ¡Gracias a dios! el Sr. Dwyer y los suyos, quinteto ya desde la pertinente y eficaz incorporación definitiva del teclado de Tom Dollas, han hecho probablemente uno de sus mas audaces, sorprendentes y fáciles de escuchar últimos trabajos. Ni de puñetera coña imaginarás que tipo de tema seguirá al que estés escuchando en ese momento, y todo ello sin que el disco pierda su impactante coherencia, algo que sin duda esta patrocinado por la consistencia adquirida por una formación ya de varias temporadas, en la que Dwyer parece por fin confiar plenamente, y que le ha cogido el tranquillo, "su tranquillo", de una forma natural y casi innata, algo que sin duda lo hace sentirse "todopoderoso", siendo mas sutil, hasta en la voces que nunca fueron tan claras como antes, y permitiéndole de buenas primeras ser feroz y despiadado en temas como "Terminal Jape", para después de dejarte fino filipino dándote un soberbio repaso, marcarse un espacial y psicotrópico "Wing Run", que demuestra, a pesar de ser escuetamente agradecido y con creces, el ecléctico y no menos efectivo carácter de este disco, que sin terminar el tema te hace pasar de pista para ver como puede ser el tema siguiente, el cual te pilla desprevenido con un popero corte, en el que de nuevo Hellman vuelve al rescate, y que casi te lleva a la pista de baile, para volver a dejarte KO con el colosal psych-punk de "Mizmuth", y entregarte por completo a la parte final de un disco cargado de una inesperada dinámica, que sin que te tengas que fijar siempre en su perenne "frontman" te hará pensar... ¡Coño, que bueno son estos músicos!

No se... Hay mil detalles, depende en lo que te fijes, habrá el que se quede con los 4 temas a pedal y se sienta satisfecho, y otros oirán sus gráciles paranoias y dirán, "ya esta otra vez el Dwyer con lo suyo..." Estilos hay para rabiar, tantos como para que sean mas indefinibles que nunca, nosotros lo esperábamos mucho mas explicito, directo y abrasador, y ahora que le llevamos dadas un par de escuchas, no lo cambiaríamos por la preconcebida idea que teníamos, y que el propio Dwyer se encargó de darnos... Como ya hemos dicho esta banda es capaz de lo mejor, nunca de lo peor, y fallos garrafales no le conocemos, y  este "Protean Threat" es lo suficiente atrevido como para ser uno de los buenos.



Leer más...

martes, 15 de septiembre de 2020

¡Les Funflins, vuestro nuevo dúo de garaje preferido!


A ver... Un mañana en el curro recibes un mensaje por "Whastapp" de un buen amigo que ponía algo así como "Antes de venirme a Alicante forme un grupillo con un amigo y hacemos música "convencional", ¿Te apetece oírlo?"... No se que hubierais hecho vosotros, pero desde luego si ese amigo, al que además de apreciarlo como tal, resulta que como músico lo respetas por igual, por proyectos como Cuchara Infinita, Yorchh o Futuro Terror, desde luego que no me iba quedar con la incógnita de saber que es a lo que el bueno de Néstor llama "convencional".

Tras 5 inmediatos minutos de escucha le escribí, "Joder, Néstor, pero es que... ¡Esto es Garaje!.. Pero "¡fucking garage revival californiano... Del que se lleva ahora!" en plan Mujeres u Oh Sees... Y ojo que no es peyorativo, que a mi esto me gusta, pero me he quedao pilladísimo..." A lo que él replicó: "Entiendo que te sorprenda, yo tampoco me veía haciendo algo así ahora mismo… Jajaja. Pero bueno, un día me dijo Kevin de pasar un rato en su local, eso es lo que hicimos, y esto es lo que salió."

Y es que Les Funflins, de la que hoy os presentamos su primera "demo", es la extraña conjunción de  un inesperado y bizarro dúo "trash" formado Néstor Sevillano y Kevin de Banana Cosmica haciendo garaje. Garaje de sonido maquetero  rebozado de baja fidelidad, al que el acento "argentino" le queda fenomenal, que unas veces y según el tema, como el que da comienzo a esta primera muestra, suena al mas puro estilo Segall, allá por 2008 cuando iba de "one man band", para pasar a ser disparatado, punkarra y tremendamente divertido como en "Ya no", que en realidad aquí es "sha no", y de buenas a primeras edulcorarse con aquellos ribetes dorados de una puesta de sol en una playa de la Costa Oeste, y adquirir un sesentero deje como en el tema siguiente, "El mar".


Buen comienzo... Tres de tres, "three in a row", como dicen los ingleses, y así hasta completar siete cortes de riffs simples pero efectivos, en los que mezclan profusos zarpazos a pura "zapatilla" con lánguidos retazos de "Beach sound", y hacer temas como "Dónde vas", del que el mismísimo Dwyer se hubiera sentido orgulloso!

¡Que pena pandemia! Que bolos mas buenos hubiera dado esta dupla en las playas levantinas... ¡Mecachis! en fin, quien sabe, quizás esto tenga continuidad, al menos esta grabado, y como nos termina contando Néstor:
"...Nos lo hubiésemos pasado bien, eso seguro, pero en ningún momento nos propusimos nada. A mí me hace gracia el rollo este que llamo “tontorrón”, como de cantar divirtiéndose. Todo esta hecho de manera muy amateur y por mi parte, cero pretensiones, grabar lo que estaba haciendo con un amigo antes de mudarme a Valencia, dejar constancia de esos temas y, de alguna manera, mantenerme ligado a él. Surgió de manera totalmente esporádica, aunque a Kevin sí que le gustaría darle continuidad, así que si van saliendo historias, palante. Lo vamos viendo."

Leer más...

lunes, 7 de septiembre de 2020

Ok Satán, LoFi Drum-machine Trash Hardcore-Punk desde Copenhagen. Otra flipada de este 2020!


Os presentamos la última barrabasada en la que se ha involucrado Ángel Herrera, siempre implicado en bandas de nuestro mejor "underground" en estos últimos 15 años, como miembro de formaciones que nos han volados tanto los sesos como Juanita y los Feos, la siempre añorada Peluquería Canina, Ulceras o muy recientemente y ya desde su asentada residencia en Copenhagen el desquiciante trío Men and Health, donde también le acompaña otro "mostro" de nuestro submundo como nuestro amigo Javi, al que nunca le cansaremos de echar de menos sus Juventud Juche, y el subterráneo héroe local Peter Larsen, participe y creador de tremendos grupos de allá como No Nose, Monotliths, o 0%, que es el responsable de crear la lírica y tirarla guturalmente de forma despiadada, en este nuevo dúo en el que Angel se encarga de todas las cuerdas, mientras que a una básica y parca "drum machine" es la encomendada de mantener el trepidante paso a destajo que esta pareja se gasta.

Sintético, afilado y punzante lofi trash hardcore-punk, recogido en el local de ensayo por el propio Ángel, con una maravillosa 4 pistas a la que estos tipos le están sacando un increíble partido, a base de un punk a degüello y trepidante, que es sucio y raspa como una lija de grano gordo, que ya tiene programado estreno en directo en el K-Town Hardcore Fest, que tendrá lugar la semana que viene en la capital danesa, envidia que nos dan porque parece ser que allí ya se pueden celebrar este tipo de eventos que tanto añoramos... Aunque no os preocupéis que mas pronto que tarde todo esto pasará y los tendremos por nuestro país levantándoos la tapa de los sesos!







Leer más...

martes, 1 de septiembre de 2020

Electric Shit llevan su Punk-Blues hasta el Hardcore en su Vol 2 de "Canciones para la miseria"


Mira que hemos reseñado veces a esta dupla mejicana, por la que mataríamos por montarles uno de nuestros feroces bolos que siempre acaban en pogo, acá en nuestros país... Pues afortunadamente y de todas las salvajadas que le hayamos oído nunca a Electric Shit, estas dos piezas que hoy nos toca presentaros nos parecen la consumación de la contundencia total. Un vil "armagedón" de blues y rock'n'roll hechos con instrumentos muy viejos y toda la mala hostia del mundo, donde encima una atinada letra tan agresiva como recriminatoria, que da todo el sentido a un título como "Canciones para la miseria", es plenamente audible, algo que os aseguro para nada es fácil con todo este ruido, y en lo que seguro que ha tenido que ver el master del afamado Jim Diamond.

Delía, el primer tema de los dos que componen este "Volumen 2", nos muestra que las bases de los hermanos Hortiales, por burras y bestias que os parezcan, están bien arraigadas en los mas primigenios momentos del blues mas autóctono y de raíces, aquel que se mezclaba aún con el folclore y el Hillbilly, solo que su atroz concepción del sonido arrasa allá por donde pasa, haciendo del clásico de Blind Willie McTell del mismo nombre, una demoledora pista en la que encima para hacerlo aún mas afilado y lacerante, como si eso hiciera falta, vuelven a contar con la prodigiosa armónica del reputado "bluesman" Walter Daniels, que emocionado se entregó en cuerpo y alma al oír como los de Ecatepec habían extrapolado la triste historia real del asesinato de Delia Green, cuando era aún adolescente, a la situación actual a la que muchas chicas de allí deben enfrentarse a diario.


Si pensabais que eso era todo... Estáis la mar de equivocados, y es que me parece que aún no os creéis aquello que siempre os contamos de los Hermanos Hortiales... Y es que son unos putos cabrones, que esta vez han logrado llevar su blues de mala baba hasta el Hardcore, demostrándonos con el segundo corte de esta nueva entrega hasta donde pueden hacer llegar su intratable y despiadado rodillo, tal como nos cuenta el propio Marcos:
"Malnacido es un tema con inmensa influencia del hardcore punk mexicano del cual somos muy seguidores desde adolescentes, con bandas como Atoxxxico, Polo Pepo, Massacre 68 o Ley Rota, donde tratamos de la miseria humana y como se ha ido desenmascarando en todo el mundo, y aunque cabe destacar que esta canción se grabó antes de la pandemia, durante la misma, hemos visto a miles comportarse como verdaderos malnacidos, sacando partido a la miseria de esta hecatombe global"


Leer más...

viernes, 28 de agosto de 2020

Alien Nosejob estrena su segundo álbum en 2020, con este iracundo "Airbone Toxic Event"


Nuestro prolífico e hiperáctivo Mad Max de las desérticas llanuras australianas de Nueva Gales del Sur, Jake Robertson, implicado en mil alucinantes formaciones como Ausmuteants, Leather Towel o Hierophants, vuelve con el que es el segundo largo en este infecto 2020 de su proyecto personal mas extraordinario, el camaleónico y ecléctico Alien Nosejob, que esta vez recupera su faceta mas burra, frenética y hardcore, esa que tanto alabamos y que ya nos voló los sesos en su explicito "HC45" a finales del año pasado en la prestigiosa Iron Lung Records, donde repite cooeditando para los States, mientras que la siempre favorita Anti Fade Records lo hará desde nuestras antípodas.


Recuperando el furioso estilo del mas primigenio "hardcore" de los 80s y los modos de la NWOBHM aussie de finales de los 70s, principal objetivo con el que se creo este proyecto, Jake, que por supuesto tira de banda para los directos, se lo curra todo absolutamente solo, en un disco que con el título, esperemos que no agorero, de "Once Again The Present Becomes The Past", tan prolífico personaje dedica íntegramente al infame bombardeo de Darwin de 1942, el mayor ataque aéreo recibido por Australia en su historia, cuando el 19 de febrero de aquel año, Japón lanzó dos terroríficas oleadas de destrucción desde el cielo sobre aquella ciudad portuaria del norte del país, para intentar, contener la replica aliada tras la invasión de Timor y Java durante la Segunda Guerra Mundial.

A parte de las tiradas normales en plástico negro, existe una versión "deluxe" muy limitada de 100 copias en vinilo color amarillo canario, que además incluye poster, editada por Zenith Records desde Australia, y que están volando, así que daros guantazos por ella, la preorder la podéis hacer desde su bandcamp:

Leer más...