martes, 8 de octubre de 2019

Mud Twins estrena su oleoso y villanesco primer álbum "Suspicion Jive"

Portada: Citizen Vector
En un nuevo capitulo de nuestra serie de reseñas dedicadas a "Españoles por el mundo" hoy os traemos el primer largo de la dupla Mud Twins, formada por dos sureños, uno de nuestro país, nuestro amigo de Puerto de Santa Maria, Pepe Delgado, un espécimen en vías de extinción con mas solera que el vino de su tierra, que desde que tiene uso de razón practica el rock'n'roll crudo, mugriento y autentico como ningún otro que siempre ha corrido por sus venas, algo que se le nota, y de que manera, cada vez que se pone al frente de su viciada y viciosa guitarra.

Por otro lado esta Budd Silva, otro tipo también del sur, pero en este caso de Francia, cuyas formas son mucho mas asincompadas, rotas, quebradas, y de una angulosidad marcada que nunca llega a bajar de los 90 grados, preferencias estas contraídas por querencias personales hacia géneros como el post-punk en estado puro, o en alguna o todas sus variantes, "no, new, o coldwave", algo que aunque se note... Y puede hasta que bastante en alguno de los temas de este disco, no podemos evitar que se nos quede un tanto socarrado por el lascivo deje de la tirana herramienta de Pepe, que echa un tufo a Delta y libidinoso Hill Country que tira de espaldas, aunque es cierto que el "break" sesgado que proporciona una percusión de este calibre hace que este power-dúo saque un sonido realmente original, vibrante y convulsivo, que puede hacer conciliar gustos tan diferenciados como el de aquellos que se decantan por el blues y el rock'n'roll de zapatilla mas fidedigno y original, y aquellos que sienten renovada pasión por los oscuros designios de la renegrida evolución del punk de los ochenta hacia géneros mas descoyuntados y torcidos.


Siempre me resulta extremadamente curioso encontrar por algún que otro recóndito sitio de la red, que entre los antecedentes penales de Pepe, además de Dientes Largos o la malograda y añorada Fino Winos, formaciones que le pegan como anillo al dedo, aparece alguna otra realmente muy curiosa como es Sr. Chinarro, tipo que ante todo me gustaría aclarar respeto muchísimo y cuenta con toda mi admiración, pero hecho este que aunque quizás no nos cuadre nada, es totalmente cierto, y que demuestra una asombrosa versatilidad que si tenemos en cuenta su "apertura de mente", amplia visión de horizonte y la pasión por otros muchos géneros mucho mas vanguardistas, y personajes como Alan Vega, Glenn Branca, o el Cave y el Howard de la Birthday Party, seguro que han hecho que este engendro funcione como un puñetero reloj suizo, y que derroteros que pueden llegar a ser irreconciliables encuentren ese espíritu de Crossover que exacerbó hasta el paroxismo otro de los grandes héroes de Pepe, como es ese descomunal blusero añejo del Mississippi, que fue RL Burnside, que sinceramente tiene mucho que aportar a esta reseña, porque como a el su espíritu de mestizaje lo llevo hasta el granderrimo Jon Spencer, presencia esta que en temas de este disco como "Artists I dont Wanna Meet" no podrían resultarnos mas evidentes... Hasta en la voz!

Pero no... No penséis que es tan sencillo de "encasillar" este largo, aunque en primera instancia hasta pueda parecerlo, porque hay muchos mas matices que recalcar, y es que ese "funkadelico" tonillo característico del universal neoyorquino Spencer, no suele estar presente en el resto de temas, aunque su mas imponente impronta siga estando en otra banda de la gran manzana como Chrome Cranks, o incluso en la inconmensurable británica Gallon Drunk de nuestro admirado James Johnston, algo que se evidencia en temas de ruideo gordo y carnal, como "We Got Crooked" sin que por supuesto se llegue a la "voluptuosidad" del sonido de aquellas legendarias formaciones, simple y llanamente por la inferioridad en instrumentaje, algo que se compensa por parte de estos dos parvos con pedal, chulería, y un desparpajo que es arrebatador desde el corte inicial, "Cold to the Core", donde la voz se torna "elvica y pelvica" para marcarnos la pose de un disco que como el mismo Pepe nos cuenta tiene unas lineas muy transigentes y permisivas, pero a la vez muy definitorias de un estilo muy propio y peculiar:
 "...son temas que han ido evolucionando en estos dos años y pico que llevamos. Algunos han cambiado bastante, otros casi nada, y otros han salido del tirón a última hora. En cuanto al rollo del disco, hemos intentado acoplar las influencias de Budd y las mías. Él viene del rollo Cold Wave ochentero y el post punk, algo muy habitual en Francia. Yo vengo del blues oxidado y el rocanrol chatarrero, pero como a mi me cabe el Titanic derrapando, vi que se podían encontrar puntos comunes que nos parecen realmente interesantes. Por otro lado también teníamos claro que queríamos que todos los ritmos se pudieran bailar, que hicieran moverse a las chicas en los conciertos, y que la guitarra sonara a un cruce entre Hound Dog Taylor y una sierra de cinta cortando losas de mármol."

Foto: Isaac Rashid
En cuanto a como se ha registrado este sonido... Otro acierto propiciado por vivir en el país vecino que es recurrir a ese puñetero amo galo de la baja fidelidad como es Lo' Spider, tipo especializado como pocos en enlatar la mayoría del rock'nroll, el garage y el punk en francés y un gran porcentaje del hecho en el resto de Europa, que es un autentico especialista en sacar el lado mas agreste y canallesco de estos géneros que conoce a la perfección, haciendo posible que este "Suspicion Jive" que edita Philatelia Records en nuestro país, y Audiocab Records en Francia suene tan colosal como oleoso y villanesco.


Leer más...

martes, 1 de octubre de 2019

"Baila, sangra y olvida"... Y anda que no teníamos ganas de oír el disco de Tzetze!


Y como consigo yo dorarle la píldora a mi colega Raúl sin que se me vea el plumero... Aunque por otro lado, si se me nota que mas me da, no tengo compromiso alguno, ni nada que perder, ni siquiera a un amigo, y no ya solo por su fehaciente condición ordenada de no mezclar "churras con merinas", si no porque para empezar a él poco le va a importar lo que un soplagaitas como yo pueda decir... Bueno en realidad, ni a el ni a nadie, pero bueno como la perdición ya me la gane, y yo tengo la necesidad no obligada de pronunciarme porque me encanta meterme en los charcos, y mas si son ajenos, en esta ocasión obstinándome por una vez en ser breve, ahí vamos!

Podríamos empezar justificando lo "raruno" del invento... Pero sería contradecirme, y aunque os aseguro que en absoluto ha sido premeditado, (no ni na…), debemos aprovechar la coyuntura del  último "post" que publicamos ayer sobre "Nick Normal" directamente en nuestro muro de Facebook, y pensar... ¿Qué no es raro hoy en día? O quizás, y viéndolo de otro modo y enfrascándonos en un puro afán "regularizador", tal vez debamos hacer referencia a que hemos llegado un punto donde todo nos parece normal, o al menos podría llegar a parecérnoslo, siempre claro está, y nos repetimos mas con esto que un disco de The Fall, que entrenes un poquito a diario, aunque por otro lado, que puñetas podías esperar de una dupla formada por un espectro que una vez estuvo en un combo, algo que creedme, se le nota... Y una trastornada batera, Claire, fascinante donde las haya, que aquí se pega un "currele" colosal, y no solo con las baquetas... Que entre otras ha pasado y pasa por formaciones como Monotonus o Grosgoroth.

Por lo demás, y os lo digo sinceramente, nada que yo especialmente no me atreviera a esperar... Pero ojo, tampoco quiero parecer pusilánime, por que esa aseveración debe ser vista con matices, en primer lugar porque yo ya estaba prevenido, y esto me resulta tan "personal e intransferible" como el DNI, pero es que Raúl es uno de los mayores responsables de arruinarme la vida, inculcándome mas mierda que nadie en estos dos últimos años, y segundo y ya mas objetivamente, poniéndolo todo bajo el prisma "tecnológico" de un termino de última hornada, como es la "realidad aumentada", que hace que esta referencia se viva con una inusitada pasión que es acarreada por la admiración por una No-Wave, gorda y oronda, intoxicada por muchos años de dar otra vuelta de tuerca a tus gustos, de aborrecer el costumbrismo y no dejar nunca y bajo ninguna circunstancia de intentar ir un paso mas allá, pero todo ello sin perder la compostura, ni caer en la aberración de ir de "guay", para que el que lo escuche se tenga que quebrar la cabeza para sacarle cierto sentido al asunto, haciendo que todo tenga una subjetiva naturalidad a pesar de los mil cambios, a pesar de romper constantemente la linealidad, y a pesar la dislocación de sus giros, teniendo la habilidad de llegar a hacer que esta buscada fractura no llegue a hacer que el resultado sea incomprensible, usando para ello ritmos que llegan a ser motorizadamente "danzables", que se amparan en unos "loops" tan eficaces y ágiles como inagotables, llevándote este "modus operandi" a llegar a metrajes de amplio recorrido, en los que inconscientemente se recurre a todo lo que sea necesario para mantener el dinamismo, incluido por supuesto la exótica de un tropicalidad quebrada y extremadamente apetecible, que sale por mera querencia vital de ambos personajes.


Leer más...