miércoles, 7 de febrero de 2018

"Marquis Cha Cha" por Luismi Licantropías.


I’m talkin’ about love, I’m talkin’ about the Psycho Mafia

Este es un ejercicio de paciencia… 
Para vosotros, que no para mí*.

*Corrijo, un mes después de empezar esto, también se está convirtiendo en un ejercicio de paciencia para mí!!!

Comenzar a leer un “artículo” escrito por alguien que no sabe escribir sobre un grupo (Nunca banda, matizo por si esta publicación, de chiripa, llega alguna vez a la barra de un pub de jubiletas de Bury, Salford, y el bueno de Smiffy lo lee...) del que apenas conocerás más que un par de anécdotas, seguro que cuanto menos jocosas, y, del que con suerte, y una mínima dedicación y atención al estudio de la historia de la música habrás escuchado al menos tres referencias… 

Teniendo en cuenta que la discografía del grupo del que hablo abarca unos treinta discos de estudio, otros tantos singles eps y directos y seis Peel Sessions, o eres un enfermo mental como el que desde aquí te habla, o es normal que no tengas apenas puta idea de lo grande que es la historia de The Fall y en consecuencia la de su irremediable, y no tan único a pesar de lo que se, o él mismo diga*, protagonista Mark Edward Smith (Broughton, Salford, Manchester. 1957). *”If it’s me and your granny on bongos, then it’s The Fall”. MES.

Pero no te preocupes pavo que para eso estoy yo aquí haciendo un enorme esfuerzo con el que te voy a aclarar un poco esta historia y, a través un pequeño experimento que te voy a proponer, voy a tratar que te unas al “culto” y que después de que estés UN MES ESCUCHANDO A THE FALL!!! No puedas hablar ni escuchar nada más!!!

1 de Marzo de 2016 ( Iba a empezar en Enero, pero el 1 de Enero no estás para estas mierdas, y esto en principio lo tengo que entregar en Febrero con lo cual en Marzo se supone que esta respetable publicación ya estará ahí al lado del váter de tu casa sobre esa fecha.) 

Martes, un día cojonudo para empezar a meterse en el barro. 

El lunes de mierda ya pasó, con suerte habrá champions, y aunque el Man. City a estas alturas de competición ya está eliminado (as usual…), que mejor que empezar el mes en plan hooligan!!!

Y tú hoy vas a empezar el día escuchando el Bingo Master’s Breakout, yo ya me lo sé enterito pero le doy también…


El Bingo Master’s es toda una declaración de intenciones de lo que iba a ser la carrera de Mark E. Smith y sus “Mighty” Fall. 

Las tres erres, “Repetiton, Repetition, Repetition

The Fall se forman en Manchester en 1976, cuando un joven Mark E. Smith conoce a dos amigos de su hermana, Martin Bramah, Tony Friel, y estos le proponen robar algunos instrumentos y montar un grupo.

A este trió se suman rápidamente Una Baines, en ese momento novia de Smith, y Karl Burns, un personaje imprevisible de la fauna nocturna mancuniana.


Durante esa época esta pandilla de amigos se dedicaban mayormente a beber pintas, tomar algunas pastillas, y pelearse con algunos heavies por las zonas de pubs de la ciudad. Esa fama y su actitud de “rude boys” fue la que les valió para que el propio Malcom Mclaren los invitase personalmente a asistir al famoso concierto de los Pistols en el Lesser Free Trade Hall de Manchester el 4 de Julio de 1976. 

Concierto que como todos sabréis (porque lo visteis en 24 hours party people, no por otra cosa…) muchos consideran el día más importante de la historia del punk… 

A pesar de que todo el mundo dice haber asistido, allí en principio solo habría unas 40 personas…, pero entre el público se encontraba la mayoría de la gente que en poco tiempo pasarían a ser la flor y nata del punk y postpunk británico.

Allí estuvieron, los Buzzcocks de Shelley y Devoto, este último posteriormente fundador también de Magazine, que habían organizado el sarao. También estuvieron Bernard Sumner y Peter Hook, que tras el concierto y al unírseles Ian Curtis y Stephen Morris formarían Joy Division. 

En medio de esos 40 al parecer estuvieron también, Tony Wilson, presentador de televisión e impulsor definitivo de la escena de Manchester a través de su sello Factory Records y Martin Hannet, uno de los más reputados productores de la escena británica que a la postre trabajaría con Joy Division, o los Stone Roses entre otros… 

Y por allí además de los Fall a los que ya os digo que había invitado Mclaren, también ese encontraban otros personajes tan fundamentales para la historia de la música como el mismísimo Mozz, cofundador de los Smiths junto a Jhonny Mars…

Pero a lo que íbamos, que esa historia está más que trillada. 

Mark E. Smith, al que hasta ahora no le había interesado demasiado la música contemporánea, sus intereses principales hasta el momento eran el futbol, declarado fan del Manchester City, las chavalas, y la literatura. Camus, Raymond Chandler, o Lovecraft son algunos autores a los que ha citado en algunas de sus entrevistas.Viendo que lo que hacen los Pistols y demás bandas punk es “crap” decide, junto a sus cuatro compinches formar un grupo al que pone por nombre The Fall en clara referencia a la novela de Camus que así se titula.

Es en esa primera época cuando graban su primer ep Bingo Master’s BreakOut, financiado por el manager de los Buzzcocks que eran en ese momento sus vecinos de local de ensayo. 

En el ep aparecen tres canciones, “Pyscho Mafia”, “Bingo Master’s BreakOut”, y “Repetition”, en las que se pueden ver claras influencias de la música que sí interesaba a un Mark E. Smith adolescente. 

Se distinguen claramente tintes del spoken word de Damo Suzuki, cantante del grupo Kraut Can, el free jazz y la psicodelia de Captain Beefhearth, o la mala baba y la suciedad de grupos de garaje de los 60 como pueden ser los Monks.

Y es ya en este primer ep donde Mark y el grupo deja clara con letra de “Repetition” una de las consignas que les precederá el resto de su carrera. Las tres erres. “Repetition Repetition Repetition, Repetition in the music and we never gonna lose it”. 

Miercoles 2 de Marzo de 2016. 

Is there anybody there??!

Tres seguiréis leyendo, pero no va por vosotros la pregunta…

Con esa pregunta disparada a capela comienza un joven y satírico Mark E. el segundo lp que publica The Fall en octubre de 1978.



Dragnet, grabado solo ocho meses después de haber publicado el que fue su primer disco Live at the witch Trails.

Y la pregunta con la que comienza el disco puede tener diferentes interpretaciones. 

Puede ser entendida como una llamada indirecta a la prensa y la industria musical que hasta el momento no habían prestado apenas atención al grupo. 

O puede ser interpretada como una broma de mal gusto del propio Smiffy a los que hasta ese momento habían sido sus “compañeros” de grupo.

Ya que, los que responden la pregunta en la intro de Dragnet, son los miembros de la banda. 

Pero ya no se encuentra entre ellos ninguno de los fundadores, que han ido sucumbiendo en estos primeros años a los “encantos” y presión de un Smith que comienza ya en esta primera etapa a apuntar maneras de tirano dirigiendo con puño de hierro y de manera inflexible a los que le rodean hasta que estos terminan haciendo las cosas a su manera, como él cree que se tienen que hacer.

Tanto es así, que Tony Friel, bajista original abandona el barco ya antes de grabar el Live at the Wich Trails, primer lp del grupo. En el que lo sustituye el que hasta ese momento había sido roadie y pipa del grupo, Marc Riley. 

Una oferta irrechazable, aun conociendo el carácter de Smith, para un joven Riley que tenía a The Fall como su grupo favorito.

Pero es antes de la grabación de Dragnet cuando la formación da un cambio drástico y pasan a ser sustituidos el resto de los miembros fundadores.

Una Baines deja el grupo por problemas mentales al no poder soportar la presión a la que Smith la somete y, al verse desplazada a un segundo plano cuando deja de ser novia de Mark, al entrar en escena Kay Carrol, compañera de trabajo de Una, que además de convertirse en la nueva chavala de Mark, empieza hacer el papel de manager de la banda, ya que el carácter de Carrol al parecer era incluso más agrio que el de Mark y, esta se peleaba por cada penique y, defendía los intereses de la banda como si su vida dependiera de ello.

Los teclados de Una los hereda Riley, que los compagina con la guitarra, y es este quien le dice a Smith que Stephen Hanley, otro roadie y uno de los mejores amigos de Riley, se podría pasar al bajo.

Este cambio es realmente significativo porque aquí comienza la etapa de Hanley en el grupo. 

Y Steve Hanley además de ser uno de los miembros más longevos que ha pasado por The Fall (1978-1998) y uno de los que ha sufrido más de cerca los malos momentos debidos mayormente al carácter imprevisible de Smith, para muchos, y yo me incluyo, es parte fundamental del sonido del grupo.

A Karl Burns, lo larga Smith del grupo por pieza y borracho. Y es sustituido de inmediato por Mike Leigh, un fornido batería que hasta el momento no había pasado de tocar más que en algún grupo de versiones de surf y rockabilly.

Otro cambio realmente significativo que se dio en este disco fue el de los guitarras. 

Un zurdo por otro zurdo. 

Martin Bramah por Craigh Scanlon.

Bramah, que hasta ese momento había sido junto a Smith la fuerza creativa de The Fall también abandona el grupo al verse cada vez más relegado a un segundo plano y darse cuenta de que este show tiene un claro protagonista, y no es él.

Scanlon, íntimo amigo de Riley y Hanley, se hace con un puesto que mantendrá imponiendo su inimitable estilo hasta 1996. 

Convirtiéndose de esta manera en otro de los escuderos de lujo que más tiempo ha soportado a nuestro Smiffy.


Y es en el Dragnet donde se empieza a definir lo que sería el sonido de los, para mí, mejor Fall de todos los tiempos.

En canciones como “Psykick Dance Hall”, “Before The moon Falls”, “Muzorewi's Daughter”, “Spectre Vs Rector”, o “Put away” se comienzan a asentar los bajos repetitivos de Steve Hanley, las guitarras desacompasadas de Scanlon además de los teclado melódicos y las guitarras afliadas de Riley.

Y todo esto sirve como base perfecta para las diatribas esquizoides de un Smith que ya empieza a dar forma a un ideario personal plagado de referencias literarias, críticas políticas, tanto a la derecha torie, como a la izquierda laborista y una pronunciación y una jerga inteligibles para la mayor parte del respetable.

Jueves 3 de Marzo de 2016.

Hace un mes hice un pedido con el que seguir completando mi Fallografía. 

Que ya está empezando a ocupar casi un cuarto de la estantería dedicada a la mandanga bittish, que es la que ocupa sin duda alguna la parte más basta de mi fonoteca, ya que en general todo lo que huele a cloaca inglesa, y particularmente mancuniana suele ser muy de mi agrado.

Así que eso, hice un pedido en el que se incluían tres discos de The Fall. 

El recopilata doble 458489 B Sides. 

Seguro que podréis deducir fácilmente de que material se trata.

También me pillé la última reedición del This Nation Saving Grace. 

Editada en Yugoslavia*, y del que ya hablaremos más adelante con detenimiento.

* (Soy el mayor fan de los Fall en España, o al oeste de los Ancares al menos. 

Pero paso de pagar precios desorbitados a hijos de puta usureros en discogs por primeras ediciones, o ediciones “especiales”, mis cojones, como las que se suelen sacar la mierda del Record Store Day y otras ocasiones similares… 

COMPRA DISCOS CUALQUIER DÍA, SIEMPRE!!! MENOS EN ESAS OCASIONES…)

Y por último en el pedido también incluí el Totale's Turns (It's Now Or Never.) 

Que es el que vas a escuchar y del que te voy a hablar hoy “cock”!!!


El Totale’s, para empezar, es un directo, el primero de tantos otros que coparán la discografía del mejor grupo que ha pisado jamás la faz de la tierra. 

Pero este, en concreto para mí es especial, ya que en mi opinión estos primeros años son el mejor periodo del grupo y en este disco se documenta perfectamente la energía y mala vibra que desprendían en sus conciertos.

Grabado en 1980 y editado el 5 de marzo de ese mismo año el Totale’s recopila mayormente canciones de directos de la banda en una gira por el norte de Inglaterra, en lugares como Doncaster y Bradford entre otros pueblos, en la que tocaron por un gran número de clubs sociales. 

Estos clubs eran muy típicos por la zona de las Midlans inglesas,Escocia y el sur de Gales, y estaban dedicados mayormente al uso y disfrute de la gente perteneciente a las clases trabajadoras. 

Además de algunas canciones recogidas en algunos de esos directos, el disco, incluye los temas “New Puritan”, grabado en casa de Smith al más puro estilo DIY. 

“That Man”, que es una grabación de estudio.

Y una toma que se había quedado fuera del single Fiery Jack editado ese mismo año y que recuperan y utilizan muy apropiadamente a modo de intro para abrir el disco.

En esta intro un enérgico y sardónico Smiffy hace gala de su chulería y escupe al oyente la siguiente estrofa: 

“We are Northern white crap that talks back!!!

We are The Fall we were spinning, we were stepping!!! 

Cop out, cop out as in from heaven!!!

The difference between you and us is that we have brains!!!

Cos we are Northern white crap..; But we talk back!!!

Back fucking back!!!, The Mighty Fall!!!The Fall!!! We are back!!!, we are back!!! And this next number is Fiery Jack!!!”

Nuestro héroe abre su pecho y nos muestra su corazón negro. 

Hiriente y cristalino, Mark E., te suelta sus verdades claritas y estas sirven de intro a toda la retahíla de piques a la audiencia, gritos a los demás miembros del grupo, y demás cosas bonitas que se escuchan de la boca del bueno de Smith corte tras corte en este disco. 

Destaco en él algunas canciones como “Muzorewi’s Daughter”, anteriormente publicada en el Dragnet, que aquí suena si cabe mucho más furiosa y oscura que en la grabación primigenia.

“Rowche Rumble”, en la que al principio de la canción Mark bromea avisando al respetable de que la cocina chapa a las diez y media, “last orders are at half past ten!!!” , y en la que un riff en modo loop de manos de Riley y Scanlon sirve de guía al resto del grupo.

“New Puritan”, una demo que loquísima grabada en casa de Smith en medio de sus gatos, sus latas de birra calientes y su nevera que no refrigera. 

Imagínate como suena eso!!!

Y por último destacaría “That Man” porque que me parece una canción de amor preciosa, la que escogería para que sonase si algún día me caso.


Pero eso, escucha bien el Totale’s porque es The Fall en su estado más puro, y si no te mola, pues… ES PORQUE NO TIENES NI PUTA IDEA DE NADA Y ERES PARVO.

Viernes 4 y sábado 5 de 2016

Es viernes, y los viernes suelen estar guay, porque con suerte, y si no estás demasiado oprimido por el puto sistema este en el que vivimos, hoy será tú último día de curre de la semana laboral. ( Al resto, los que curráis el finde también…, ánimo ahí!!!)

Y mañana será sábado, y tampoco tendrás mucho tiempo para mí y mis historias porque estarás de resaca del viernes y en cuanto te despejes un poco enseguida saldrás a empalmar el vermú con el partido, el concierto, unas copas y tu after de mierda habitual donde en el mejor de los casos acabará chupándotela un travelo de nombre Maika mientras suena Lou Reed .

Así que no te voy a dar mucha tarea para estos días. 

Sólo te voy a recomendar dos pastelitos en forma de Singles que, en su momento, fueron muy celebrados por la crítica y por la prole. A ver si tú los celebras también.

Hablo de los singles Totally Wired y How I Wrote 'Elastic Man' y seguimos en 1980. 

Año realmente prolífico para estos chicos del norte de Manchester con los que os sigo alegrando el mes, ya que, además de haber publicado el Totale’s y estos dos singles, también publican este mismo año el Grotesque (After the Gramme), del que os hablaré más adelante.

Pero antes a lo que íbamos. 

Dos de los tres singles (también publican ese año el Fiery Jack, que te lo escuchas en un bolao) que el grupo publica en 1980 abren con dos canciones homónimas a sus títulos en sus respectivas caras A, que desde entonces y hasta ahora pasarán a la categoría de clásicos eternos.

Hablo de las canciones “Totally Wired” y “How I Wrote ‘Elastic Man’”.


La primera empieza con un beat de batería al que casi desde un principio acompaña la voz a capela de Smith secundada por las de Riley y Scanlon que se lanzan unos a otros una serie de consignas y preguntas justo antes de que entren a colación las guitarras más espídicas e hipercafeinadas que el grupo ha facturado hasta el momento, que se complementan de manera precisa y preciosa con la letra de un Smith que trata de explicar al respetable su estado de excitación. Un clásico desde ya!!!

“I'm totally wired!!!/ Totally wired!!?

I'm totally wired!!!/ Totally wired!!!

Can't you see?!!

I drunk a jar of coffee!!!/ And then I took some of these…!!!

And I'm totally wired!!!"

Y la segunda,” How I Wrote ‘Elastic Man’”, es una canción que navega sobre una base rítmica rockabilly y unas guitarras con los mismos tintes, y cuya letra puede tener un par de interpretaciones ya que en nuestro Smiffy, muy dado a homenajear a sus héroes en el estribillo de la misma canta “How I wrote PLASTIC man??” en lugar del Elastic que da título al tema.


Este cambio al cantarlo puede hacer referencia a dos cosas. 

El cómic Plastic Man de Jack Cole — “Life should be full of strangeness/Like a rich painting/But it gets worse day by day/I’m a potential DJ/A creeping wreck/A mental wretch/Everybody asks me/How I wrote ‘Plastic Man'”. 

O tal vez sea un homenaje a Ray Davis y la canción de los Kinks que lleva por título “Plastic Man”. 

Teniendo en cuenta que Smith ha dejado entrever en más de una ocasión su total respeto y admiración por el grupo londinense, algo poco común en él. Nuestro amado líder no es demasiado propenso a piropear a nadie, prefiero decantarme por la segunda opción y pensar que un homenaje a la canción de los Davies. 

En cuanto a las caras B de estos singles, también tienen su chicha!!!

La del Totally se titula “Putta Block” y es una especie de canción Frankestein. 

Me explico. El tema es un descarte del Grotesque. Un LP que sacarán también en 1980.

Así que la primera parte de la canción es una especie de Jam grabada en un directo en Manchester en la que tocan el comienzo de un tema que aparecerá posteriormente en el Grotesque y que se titulará The N.W.R.A. 

Y en esta primera parte,al inicio, Mark, genio y figura, suelta un sarcástico "What a dynamic entrance" cuando el batera digamos, no entra de la manera más académica posible…

Y en la segunda parte, alrededor del minuto y poco, se produce un cambio y se pasa a un corte de estudio y a la estructura de lo que es la canción propiamente.

En la cara B del How I Wrote publican una desvarío de canción a cerca de unos duendecillos locos que andan sueltos por la ciudad y que lleva por título “City Hobgoblins”.

Spiders…/Talk talk!!!

You think it's the pipes…/ But who turns out the lights?/Our city hobgoblins!!!

It's a large black slug in Piccadilly, Manchester/ Our city hobgoblins!!!

And they say/ We cannot walk the floor at night in peace…

At night in peace!!!/ At night in peace!!!

Domingo 6 de marzo.

Casi una semana escuchando a los Fall. 

Llevas cinco referencias. Tres singles, un Lp y un directo y aún no has sumergido apenas el meñique en el puto barrizal en el que quiero ahogarte!!!

Porque seguimos en 1980 tronco, y teniendo en cuenta que el grupo se forma a finales del 76 y que desde su primera publicación en 1978 hasta ahora cuenta con nueve referencias, y van a por la décima, no me negarás que cuanto menos prolíficos sí que son. 

El décimo lanzamiento y tercer disco de estudio del grupo es el Grotesque ( After the Gramme).


Igual no es el más adecuado para un domingo con la chavala, pero es el que es el que vas a escuchar hoy. Ya te dije que esto no iba a ser sencillo “mate”. 

Editado en noviembre del 80 por Rough Trade, al igual que el Totale’s, y los singles Totally Wired y How I Wrote ‘Elastic Man’ The Fall se consolidan con el fichaje por la disquera y con la publicación de este álbum como uno de los grupos punteros del postpunk junto a otros referentes del movimiento como PIL, Magazine, Joy Division o Wire.

Pero al grupo liderado por Mark E. Smith no se le puede catalogar dentro de ninguna etiqueta. Ya que en lugar de tratar seguir los estándares del movimiento, en este disco se encierran más en sí mismos. 

Líricamente nos encontramos con un Smith más maduro que describe lúcidamente en algunas canciones del disco, “English Scheme” o “C’n’C-S Mithering”, la idiosincrasia y evolución de los diferentes estratos de la sociedad británica.

Musicalmente el grupo está en su mejor momento y las guitarras de Scanlon y Riley suenan más integradas que nunca. 

La mezcla perfecta entre riffs desacompasados y repetitivos y melodías bizarras. Art Rock Vs Rockabilly. 

Canciones como “Impressions of J. Temperance”, “The N.W.R.A.” , “The Containers Drivers”, o la remozada “New Face in Hell” (que posteriormente fusilarán Pavement en el tema “Conduit for Sale!” de su primer disco Slanted and Enchanted) dan fé de ello.

La base rítmica suena también más que compacta ya que al omnipresente y cada vez más consolidado sonido del bajo de Stephen Hanley lo secunda esta vez a la batería su hermano, un joven y todavía quinceañero Paul Hanley, que aún no sabe muy bien donde se ha metido.

Lunes 7 de marzo.

Han pasado sólo 5 meses desde la publicación del Grotesque y tras cuatro lanzamientos con Rough Trade, el que a estas alturas ya te está empezando a parecer un grupo cuanto menos peculiar se dispone a publicar su cuarto disco de estudio. 

Que para enrrevesar un poco el asunto y demostrar de nuevo la creatividad e incontinencia de esta panda de desarraigados no es ni un single, ni un lp, ni un directo sino que se trata de un minilp. 

El Slates.


Con seis canciones y una duración de 24 minutos en el Slates te encontrarás con todo temazos.

Concebido en principio para ser grabado en directo, el disco consta de tres pistas por cara. 

En la primera me quedo con “Middle Mass” una canción marcada por los teclados de Riley y la guitarra cortante de Scanlon que se asientan prefectamente sobre las escalas repetitivas del bajo de Stephen Hanley. Y, “Older Lover” que destaca por su loquísima letra en la que Mark despotrica algo sobre que es mejor echarse una novia mayor para que te cuente historias de cómo se follaba en los 60 y porque te lo hará encima de la mesa muy rico.

Y de la segunda cara mis favoritas son “Slates”, en la que Mark hace gala de su reconocida e inimitable pronunciación de serpiente sssssssssslatessssssssss, y nos agasaja con seis minutos y medio de desvaríos sobre una base de dos notas!!! 

Ríete tú del punk y sus tres acordes!!!

Y de la segunda cara también, me quedo con, “Leave the Capitol”.

Otra que lleva quince años de adelanto a los Pavement del Slanted.

Martes 8 de Marzo.

Una semana exacta con esto de banda sonora de tu vida. 

Ya va siendo hora de que te vayas graduando en el tema y lo vas a hacer escuchando el que para muchos, incluido el propio Smiffy, es uno de los álbumes top de la carrera de The Fall.

Te hablo del Hex Enduction Hour de 1982.


Como has podido deducir, por ahora estamos siguiendo un orden cronológico, ya que durante estos primeros años desde mi punto de vista nos encontramos ante el periodo más productivo y original del grupo. 

A partir de los 90 la cosa empezará a cambiar y nos saltaremos algunos discos y años casi seguro…

Pero por ahora seguimos el orden cronológico y, en este 1982, los Fall publicarán el Hex.

En él el grupo añade un segundo batería por primera vez al recuperar para la formación al loco de Karl Burns, cuya influencia y formas de troglodita se vuelven a percibir de manera definitiva.

El disco fue grabado en parte en Islandia, sí Islandia, ya que el grupo se fue de gira por allí.

Otro movimiento peculiar en la historia de nuestros héroes y, como al parecer, el bueno de Mark se encontraba muy a gusto en la isla, decide que va a grabar algunos cortes para su cuarto álbum de estudio tal que allí, en los estudios Hljóðriti de Reykjavík.

Donde recogen las siguientes canciones, “Hip Priest”, “Iceland” y “Look Know”. 

Las dos primeras son dos de las grandes canciones del disco.

”Hip Priest” comienza como una especie de mantra recitado por Smith mientras el resto de la banda se sumerge en una jam lisérgica a medio tiempo, hasta que llega el impás de la canción en la que descargan toda la mala baba cuando rompen con el sonido cacofónico de las guitarras. 

Y “Iceland”, es un experimento que muestra la gran valentía y destreza de la formación ese momento, retados por Smith a que improvisasen una nueva canción desde cero en el estudio con instrumentos tradicionales islandeses. 

Con un resultado más que satisfactorio a decir verdad.

En cuanto a la tercera, quedaría descartada, aunque se editaría posteriormente en un single.

El resto del disco lo grabarían a su vuelta a Inglaterra y de entre las canciones que aparecen en él las que más me gustan son. 

“The Classical”, su propio nombre indica lo que es. 

“Jawbone and the Air-Rifle” con un cambio de tiempo que la dota de una energía especial. 

Y las dos “Winter (Hostel Maxi)”, “Winter 2” y “Who Makes the Nazis?” que son cortes bastante locos que remiten directamente al rollo que llevaban Captain Beefheart and his Magic Band y que tanto gusta al bueno de Mark.

Miércoles 9 de marzo.

Perverted by Language, 1983. 

Eso vas a escuchar hoy “pal”.


El grupo vuelve a fichar por Rough Trade tras haber tenido un pequeño desaire con ellos. 

Un Smith que no se sentía lo suficientemente valorado los tacha de “grupo de hippies con muy buenas intenciones, pero ineptos”.

Aunque para este disco y los tres singles que sacarán ese mismo año vuelven con ellos.

Pero esa no es la mayor novedad. 

La mayor novedad es la incorporación de una chica bajita y yanqui que se une al grupo.

Laura Elisse Salenger, aka, Brix Smith. 

Brix entra en juego al convertirse en la nueva chavala de Mark, y tras el despido de Riley (el día de su boda!!!), al argumentar Smith que este último se estaba volviendo demasiado comercial.

En este primer disco con Brix aparece por primera vez en los créditos del tema "Hotel Blöedel".

De aquí en adelante su presencia irá in crescendo.

Del disco te recomiendo encarecidamente las locas Eat Y’self Fitter, y "Neighbourhood of Infinity". “Garden” y “Smile” con un sonido más kraut, y la más pop “I Feel Voxish”.

Jueves 10 de marzo.

Brix Smith llega para quedarse y darle un giro más pop y trendie al asunto.

¿Quién iba a suponer que esta pandilla antifashion pasaría a ser el más cool de entre todos los grupos?

La entrada de Brix no solo abre la mente de un cuadriculado Mark E. Smith y lo acerca hacía un estilo más pop y menos hijoputa a la hora de componer. 

Si no que consigue casi lo impensable. Que el grupo pase a encabezar las listas en los charts e incluso a copar las portadas de algunas revistas, y que empiecen también a aparecer más a menudo en programas de televisión y videoclips.

Y es en ese año, 1984, con la llegada de Brix cuando graban otra obra maestra, su séptimo álbum de estudio. 

The Wonderful and Frightening World of…


Aquí entra definitivamente el pop en la ecuación y el grupo, ya sin Paul Hanley a la batería, compone un disco soberbio en el que la mitad de los créditos de las canciones corresponden a Brix. 

Recuperan para el disco también un par de hits que tenían guardados, “Oh, Brother” y “Copped it. 

Por primera vez se pueden entender casi completamente algunas de las letras y las guitarras de Scanlon y el bajo de Hanley rozan el cielo en canciones como “Lay of the Land”, “Slang King” o “Craigness” o “Stephen Song”.

Jueves 10 de marzo.

Estás dentrísimo ya.

Di la verdad, ahora mismo no puedes hablar ni pensar en nada más que en The Fall y, si sigues leyendo y realizando este experimento, incluso empezarás a considerarlos uno de los mejores y más peculiares grupos que has conocido.

Seguimos año a año porque hasta ahora el grupo sigue publicando anualmente disco tras disco y ninguno nos deja frío, todo lo contrario.

Hoy vas a escuchar el This Nation’s Saving Grace, de 1985.


Aquí el grupo sí que casi tocó techo, en cuanto a reconocimiento mediático al menos. 

Más pop que en este disco no suenan en ningún otro.

Hit tras hit, difícil escoger una canción que sobresalga... Porque todas destacan.

En la cara A “Bombast”, “Barmy”, “Spoilt Victorian Child” o “L.A.” dan fe ciega de lo que hablo.

Y en la B “Gut of the Quantifier”, “My New House” o el homenaje al cantante de Can “I am Damo Suzuki” son las que parten la pana.

Este disco ha sido incluido en infinidad de listas, y para los menos duchos en el asunto es el favorito.

Viernes 11 de marzo.

Te voy a hablar del Bend Sinister, 1984, “cock”.


Esta época es la denominada por Mark como, ‘The Glory Years’, en la que el grupo está en su momento más álgido de reconocimiento. 

Hasta tal punto que se pueden permitir grabar gran parte del disco en los estudios de Abbey Road.

El Bend es el noveno largo de estudio del grupo y es en el que vuelven a retomar la oscuridad y la mala baba.

Algo que se percibe ya en el diseño la portada.

En este disco también cambia algo la formación y pese a que en un par de canciones "Dktr Faustus" and "Living Too Late" los créditos de la batería son para Paul Hanley, este es sustituido casi de inmediato por Simon Wolstencroft, batería de unos primigenios Stone Roses y que declinó formar parte de unos primerizos Smiths.

Wolstencroft recuerda con gracia como Smith escondía su grabadora encendida debajo de la mesa del piano para ver si el grupo rajaba de él cuando no estaba presente!!! 

Cosa que sucedía bastante a menudo, para que engañarnos. 

El título del disco fue tomado de la novela homónima del escritor ruso Vladimir Nabokov, y en él destacan las tenebrosas “R.O.D.”, “Gross Chappel - Brittish Grenadiers”, “Riddler”, las más Brix, “Shoulder Pads1#” y “Terry Wait Sez” y la version de “Mr Pharmacist” de Jeff Nowlen.

Sábado 12 y domingo 13 de marzo.

De nuevo es finde así que te dejo un poco de descanso para tus mierdas y no te voy a poner demasiados deberes.

Aunque a estas alturas de la película y si has seguido mi prospecto al pie de la letra necesitarás mandanga para escuchar por si te entra un poco el mono o algo, así que para estos dos días te recomiendo los singles There’s a Ghost in my House y Victoria.

Publicados en los años 87 y 88 respectivamente, tienen características en común.

Ambos tienen cuatro canciones y ambos abren con sendas versiones homónimas a sus títulos.


En el primero, Smiffy, muy dado a meter alguna versión de cuando en cuando, recupera y hace suyo el clásico de la Motown escrito por Brian Holland, Lamont Dozier, y Eddie Holland.

El disco además cuenta con algunos cortes realmente destacables, como la loca y premonitoria del sonido electrónico que rodearía al grupo en los 90, “Sleep Debt Snatches”.

En cuanto al segundo single que os he recomendado, como muchos habréis deducido, abre con la versión del clásico de los Kinks, en otro homenaje, esta vez más claro que el de “How I Wrote ‘Elastic Man’” a uno de los grandes referentes para Smith, como es Ray Davies.


Cabe destacar el videoclip para este corte, donde se ve al grupo muy bien vestido por su estilista y guitarra Brix Smith, e impregnados de glamour y pomposidad.

Algo realmente extraño para unos personajes a los que sin lugar a dudas sería más sencillo encontrar en la barra de un pub de Bury tomando unas pintas, que disfrutando del té de las 4 en algún club social de alta alcurnia.

En el single además de la versión de los Kinks destaca también la muy dinámica “Guest Informant” que aparecerá también en el lp The Frenz Experiment.

Lunes 14 de Marzo

De nuevo a la rutina de nuevo a la mierda, pero no todo es depresión laboral.

Gracias a mi has descubierto un nuevo mundo en el que a estas alturas ya estás más que metido, y que te gusta, ahora mismo, más incluso que a mí que llevo con esta puta guía enciclopédica más de un mes.

Con lo cual creo que me estoy quedando medio vacío y no tengo mucho más que decirte.

Pero antes de morirme de inanición, quiero hablarte de un par de discos más.

Para este lunes el elegido es el I Am Kurious Oranj.



De 1988, con este disco The Fall tocan techo en cuanto a pomposidad y postureo, ya que este disco fue concebido para ser presentado en teatros junto a la compañía de danza contemporánea de Michael Clarke.

Gran amigo de Smith, Clarke diseña un espectáculo realmente esperpéntico en el que tienen cabida desde hamburguesas gigantes, a bailarines con el culo al aire y gente a la que le salen lazos del culo. 

Todo esto con la banda tocando en directo de telón de fondo como guinda al pastel.

En el disco el grupo deja claro que este es uno de sus mejores momentos compositivos y que consiguen fácilmente facturar hits como churros, “Wrong Place Right Time”, “Cab It Up!”, y hacer suyo y pasar por su tamiz cualquier estilo de música, “Kurios Oranj” con aires a ska jamaicano así lo corrobora.

Pero en este disco destaca sobre todo esa canción cuasi perfecta que es “Big New Prinz”.

Igual es que yo le tengo un cariño especial a ese corte porque con él fue con el que empezó mi enfermedad y mi “caída” constante…

Pero estoy seguro de que jamás olvidaré la sensación que tuve cuando por un azar del destino internet me acabó llevando a un video en el que Tony Wilson presentaba en su programa la actuación de un grupo que, de primeras parecía muy new wave por lo colorido de su vestuario, y que, acabó convirtiéndose en parte fundamental de la banda sonora de mi vida.


Así que eso, escúchate el I Am Kurious, y busca el video del que te hablo, porque no tiene desperdicio y seguro que te llevará a descubrir otros videos muy guays del grupo. (Algunos con pelea en directo incluida como el día más negro en la historia de los Fall que quedó registrado en video… El fatídico concierto del 7 de abril del 98 en el Brownies de Nueva York).

Martes 15 de marzo.

Iba a hablarte del Frenz Experiment, pero no.

Voy a hablarte de Your Future Our Clutter.


Yo me pillé el Your Future en Londres sobre el 2012. 

Como hago ahora en cada tienda de discos que visito, fui directo a la letra F y busqué en la cubeta hasta dar con él y lo pillé, lo pillé como pillo en todos lados todo lo que encuentro de The Fall.

No lo había escuchado pero me daba igual, ateniéndome a las palabras de John Peel, que después de mí es el máximo valedor del grupo, recordé una de sus frases más reconocidas y la oí resonar en mi cabeza. 

The Fall, always different, always the same!!!”

Así que eso, lo compré y no le hice demasiado caso hasta unos días después. Cuando ya en Galicia en casiña lo puse en el tocata.

¿Qué disco es este?? Porque no lo conozco si es la puta hostia.

No puede ser de los 90, por esa época nuestro querido Smiffy estaba pasando por una de las etapas más jodidas de su vida tanto a nivel creativo como personal. 

Enganchado al speed, desdentado, más arisco que nunca, y con el grupo sufriendo cambios en su alineación más a menudo que de costumbre si cabe…

En esa etapa tienen momentos de lucidez en algunos discos, pero son los menos…

Desde el Frenz la cosa ha ido empeorando un poco… 

Hay cosas realmente buenas por ahí como la preciosísima “Bill is Dead”. Homenaje póstumo al padre de Smith y que se publica en el Extricate.

“Idiot Joy Showland”, una dura crítica a la endiosada escena de Manchester, y “Edinburg Man” oda a la ciudad a la que se muda durante una temporada nuestro héroe.

Ambas canciones aparecen en el Shift Work.

“Free Range” del Code Selfish, “Touch Sensitive” en el The Marshall Suit, o “Theme From Sparta F.C.” y “Green Eyed Loco Man” pertenecientes al The Real New Fall LP Formerly 'Country On The Click'.

Pero al contrario que en este Y.F.O.C. todo suele venir más a cuenta gotas…

Entonces, ¿de cuándo es este disco y, cómo es posible que todas las canciones sean cojonudas?.

Así que cogí la portada y vi que era de 2010. 

Pasaron dos cosas.

Primero, se me cayó la polla al suelo, y segundo, me di cuenta de nuevo porque The Fall son y serán el mejor grupo que jamás ha existido!!!. 

THE “MIGHTY FALL” GOD BLESS THEM.

Este artículo en principio estaba pensado como un ejercicio de un mes en el que descubrirte un nuevo mundo, mi mundo.

Pero como estoy un poco hasta los cojones de escribir lo voy a dejar aquí a modo de final abierto, para que el que quiera seguir, lo haga escuchando algunos de los discos,eps, y directos que le salgan del orto (recomiendo encarecidamente a los interesados de veras en el asunto escuchar todas las Peel Session que grabó el grupo, ya que las canciones cambian bastante respecto a las grabaciones originales de estudio).

Y el que no, pues que no escuche nunca más a The Fall en su vida*

*estos últimos nunca podréis ser amigos míos, y no sois gente de fiar.

Foto: Pablo Vazquez
Queremos agradecer a Karate Press que nos haya permitido montar en nuestro blog este articulo, que apareció originalmente en el numero 3 de ese ilustre revista musical y contracultural, publicado en marzo del pasado año, pero sobretodo queremos agradecerle de todo corazón su excelente labor al autor de este impecable escrito, nuestro amigo Luismi Licantropías, miembro, entre otras, de bandas como Travesti Afgano y Selvática, y el mayor seguidor de The Fall que conocemos y probablemente conoceremos jamas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario