martes, 12 de marzo de 2019

Bienvenidos al maravilloso "Hazy Fuzzy Buzzy" rock'n'roll de The Silly Walks


No sabemos si el nombre de esta formación francesa vendrá del adictivo juego para móviles, o de aquel desternillante "sketch" de obligada visión de los Monty Python emitido en 1970, en que un estiradísimo John Cleese practicaba unos estrafalarios andares a cual mas estúpido e irrisorio, pero lo que si tenemos muy claro es que lo estamos gozando con The Silly Walks, que demuestran ser tan adictivos como el dichoso jueguecito, y tan gamberros y jodidamente creativos haciéndolo tan sumamente fácil como los Python.


No es que la formula sea magistral, ni que a estas alturas vayan a descubrir la pólvora, ya en el Rock'n'Roll esta casi todo inventando, pero sin duda a parte de la aptitud, la actitud empuja como un cohete y a este trió de Montpellier esta última les chorrea a borbotones, practicando un descerebrado y crudo "rawk'n'roll garage" de contundencia desmesurada que tirado a destajo y petado de fuzz, suena denso y zumba a toda pastilla, y es que el nombre de su primer álbum "Huzy, Fuzzy, Buzzy" puede parecer estúpido pero es la mar de descriptivo y acertado, a parte de que... Y en esto admitimos tirones de oreja, no nos negareis que el acento "franchetu" de Ronni tirando la lírica en ingles, le da un especial encanto a todo el asunto, y le genera un cierto toque retro y yeye que mola muchísimo.

Riffs demoledores de espesa y cenagosa guitarra, batera recia y atronadora y un bajo bien llevado que le aporta a todo el mejume el aliciente necesario para hacer que todo esto cuadre a la perfección, su sonido, siempre tan musculoso y robusto, puede ser tan fangoso como brillante, y a veces mas complicado de definir de lo que parecería en primera instancia, y es que aunque es cierto que los 10 temas de este primer largo no dan tregua, su receta va mucho mas allá de la mera velocidad terminal, y de hecho sus melodías oleosas y sibilantes en sus temas mas reposados y oscuros demuestran lo que ya os contábamos, que el que tiene el "don" lo tiene... Y estos prendas lo clavan, si bien tenemos que decir que sus temas mas agresivos, despiadados y sin tregua son los que mas nos molan, y aunque nos proponíamos no destacar ningún corte de las 10 fantásticas piezas que componen este álbum, porque realmente cualquier nos valdría para demostrar lo buena que es esta banda, pistas como "Tell me" o esa barbaridad que es "Zombie Love" nos han robado el corazón.


Aunque ya tenían un primer EP editado en digital a finales de 2017, que ahora que los hemos oido nos parece también una barbaridad, le debemos... otra mas, a la fréneticamente prolífica Familly Spree Recordings encargada de la edición de este disco, el haber conocido a una banda que estando tan cerca nunca había llegado a nuestras orejas y de la que ahora, como ya nos pasa otras tantas veces, nos parece que no podriamos vivir sin ella 
Leer más...

martes, 5 de marzo de 2019

"Trooper EP", otra barbaridad de esa feroz locomotora llamada The Anomalys



"Distintos perros, pero con el mismo collar..."  Y es que si le damos la vuelta al dicho castellano deja de ser una expresión peyorativa para convertirse en axioma de una "marca" como The Anomalys, que desde hace casi 15 años, manteniendo como denominador común a un larguirucho "frontman"  como es Bone, convertido en ya mítico personaje representativo de la mejor escena del viejo continente, que lleva el punk metido en las venas como ningún otro, ha sabido ir modificando su formación según los avatares del destino, siendo capaz incluso de afrontar la perdida hace un par de años de un guitarra tan épico dentro y fuera de la banda como Gilian, "aka Potlood, aka Profundo P", a costa de mantener el trío a base de duras pruebas de selección de sus candidatos en el que el único requisito indispensable es ser un cazurro de tomo y lomo, promulgador del zasca-zasca a diestro y siniestro, y dilapidador del mas frenético Rock'n'Roll a cascoporro!


Con una configuración actual que además del susodicho gigante Bone, que le sigue dando la nacionalidad a la banda, incluye al reputado y mastodóntico Magnetix/Louder than Death, Looch Vibrato, y en la batera a un experimentado en el tam-tam primitivo y delirantemente esquizofrénico como el Escobar/Weird Omen Remi, la banda afronta el comienzo de este 2019 con un anunciado nuevo 7" que lleva por título "Trooper", en el siempre impecable sello de Reno capitaneado por Pete Menchetti, donde tienen editado además de su único y epónimo largo, el resto de la mayoría de un buen puñado de singles a cual mejor, con los que esta banda nos ha ido manteniendo nuestra pasión viva por ellos en estos últimos 10 años


Y es que se prodigan poco en enlatado, que no así en directo, porque han girado en medio mundo y parte del otro, y por eso nos hace tanta ilusión un nuevo disco de estos tres parvos, aunque sea un single, primero porque 4 temas de estos benditos zumbados son siempre canela en rama para mear y no echar gota, y a las pruebas del Bandcamp del sello nos remitimos, pero que además esperamos  sirva para respaldar una nueva gira de estos salvajes, porque pocas cosas hay mas bestias y mas respetadas que esta formación encima de un escenario repartiendo cera a diestro y siniestro en un genero como el punk-garage de profunda raiz rocanrolera, en el que parece que todo esta inventado, pero que visto en una banda como esta, con muchos mas recursos y mucho mas ecléctica de lo que quizás deje de ver sus arisca, tajante y feroz puesta en escena, se convierte en un espectáculo grandioso!



Leer más...

jueves, 21 de febrero de 2019

Los Rosarios nos abren su libidinosa y sintética "Caja de Espíritus"

Artwork: Ezquiel Barranco
Es curioso, y que no se lo tome a mal mi amigo Selu, que se lo digo con todo el cariño del mundo, pero nadie sabe el aprieto que es tener que dar la opinión sobre lo que ha creado alguien al que aprecias. Primero porque mi "ética profesional" cutre-salchichera me obliga a ser "honrado" pase lo que pase, en segundo lugar porque soy incapaz, al menos a conciencia, de decir algo que pueda joder a un amigo, y tercero... Por qué quien coño seré yo para estar capacitado para valorar algo creado otro por ser humano, y menos refiriéndonos a temas musicales, cuando me pase toda la adolescencia oyendo a Mili Vanilli... En fin, que descartando mi siempre acertada baja autoestima, las paso "putas" con estas cosas, porque autoimpongo el principio de la franqueza al de la amistad, y lo suelto todo esperando que aquello de "Tio, que no pasa nada... Tu dilo sinceramente", verdaderamente se lleve a rajatabla... Que os aseguro que no siempre es así.

Por parte de Tremendo Garaje, y como si eso sirviera de algo, puede estar mas que tranquilo el que me puso en este aprieto, Selu, su bajista, al que conocimos por los Sweethearts from America, y ex de Miraflores, donde cohabitaba con su guitarra y encargado de la cacharrería sintética, Javi Neria, que con Carlos Ferrari, su "frontman", completan la configuración de este trío sevillano, porque este sonido es de los que enganchan rápido, dejando un regusto en boca que es realmente lascivo, carnoso y duradero... Así que mi respuesta tras oír tan solo sus dos primeros temas fue  tajante e inmediata:

"Es como si Svenonius se hubiera ido de farra con Scott Mcloud de la Girls against Boys, y hubieran acabado de after en casa de Calvin Johnson oyendo a Suicide



Y os vamos a decir una cosa, que por una vez y aunque suene peyorativo hasta nos sentimos vanidosamente orgullosos, porque quitando que es el remanido arquetipo de frase hecha en este tipo de "posts", y siempre teniendo en cuenta lo odioso que es comparar, efectivamente si añadimos a esa apretada receta un buen chorreón del humedo "swamp" de Scientists, este sonido hasta nos puede llegar a parecer bien definido de ese modo, porque aquí efectivamente encontramos la recia oscuridad densa y agresiva de la banda de MCloud, la básica visión electrónicamente minimalista de Svenonius en solitario, la siempre candidez simplista de Johnson, y el paramo lisergicamente sintético que solo fue capaz de crear Suicide, todo ello empapado del libidinoso fango primitivo y pringoso de la banda de Salmón.


La reciente formación que grabo hace apenas cuatro meses su primer álbum con las siempre buenas manos de Maxi en los malagueños Hollers Analog Studio, editará su debut en largo en el sello de la ya histórica sala hispalense FunClub, con el nombre de "Caja de Espíritus", y aunque todavía no lo podáis oír al completo, os hemos dejado no solo su primer vídeo "Elevator Oveja", si no también los dos primeros temas que abren este primer disco para que veáis lo vicioso que puede llegar a ser este sonido.
Leer más...

jueves, 14 de febrero de 2019

La sevillana Deadwulfs nos devuelve la perdida pasión por el noise y el post-hardcore


"... Ayer vi a unos muchachos en El día de la Marmota, que dudo tengan 18 añitos, que me parecieron estupendos... Se llaman Deadwulfs y me recordaron mucho a Favx, con la lección medio bien aprendida de Pavement, Sonic Youth, Sebadoh, e incluso a Trumans Water. Lo mejor, el final cuando nos dijeron: adiós viejos!!! Jajajaja, me encantaron...."

Cuando en una apacible mañana de domingo tras una loca noche de sábado en la que te has acostado prácticamente de día, y de la que esperas recuperarte levantándote mas allá de las tres de la tarde suena el móvil, esperas que lo te digan o sea muy urgente o muy importante, pero si lo que te encuentras en tu teléfono es un mensaje en el que un amigo te relata el texto entrecomillado con el que hemos abierto esta publicación, lo único en lo que piensas es en por qué no habrás puesto el puto móvil en silencio... Salvo, que ese mensaje venga de un personaje como mi amigo Rey, "frontman" de nuestra siempre favorita Lucro, y uno de los personajes de mas refinado paladar que he conocido, a la hora de escudriñar y sacar partido de la mejor mierda que está a su alcance.


Hay que estar muy loco, y tener mucha confianza en alguien, para sopesar siquiera en esos arduos momentos que es mejor darle al "play" y quitarte el desasosiego, porque si no este puto gusanillo que siempre me hace ir olfateando el subsuelo en busca de las mejores trufas no me va a dejar dormir el resto de la mañana, pero lo peor de todo es llevarte el teléfono a la oreja con la otra mano tapándote los ojos para evitar cualquier resquicio de luz, y a los 30 segundos de ahora mismo no me acuerdo que tema, levantarte de la cama y decir... "La ostia!!!"


No se lo que vería mi amigo Rey en directo para que le saliera del alma mandarme ese mensaje, pero desde luego que a parte de agradecerle que me salvara un domingo de no hacer nada mas que el vago, sigo pensando que es un tipo "infalible", porque esta formación de Sevilla de la que por no conocer no conocemos nada, parece ser que tienen tan solo un par de álbumes, creo que publicados tan solo en digital, que podéis encontrar en su BandcampYoutube e incluso Spotify, donde estos "chavales" tienen las narices de tocar todos los palos... y encima bien! Haciendo que volvamos a recuperar nuestra pasión  por el noise, el post-hardcore y hasta el "buen indie rock" de finales de los ochenta y comienzo 90s, siendo capaz de ir desde el ruidoso New York de la Sonic Youth, a la abrasiva Costa Oeste de los Drive Like Jehu, atreviéndose con cualquier cosa que le echen, e incluso versionar al mismísimo Nick Cave de aquella época, y es que estamos seguros que estos chicos, al igual que otros muchos han hecho los deberes y se les nota de donde han bebido, solo que mientras que a los demás se les ve venir desde lejos, estos han sabido salir airosos del intento, creado un contundente amasijo sonoro potentísimo, propio, con sentido y bien estructurado, al que aplican un abrasivo pero melódico filtro que en temas como "Hang Over" o "Mask"pueden llegar hasta parecernos punk, si bien es seguro que este ramalazo no es real y se lo sacamos nosotros por nuestra siempre obsesiva desviación... Sea como sea estos jovenzuelos nos han revivido la pasión por unos "géneros" que ya teníamos olvidados, y eso al menos se merecía una reseña.




Leer más...

miércoles, 6 de febrero de 2019

Las Infrarrojas estrenan "OH Kiss Me!"... Y aunque la playa mole, el salitre siempre es corrosivo!


Si ser rojo hoy en día esta complicao, ser infrarrojo ya tiene que ser la leche, pero es que si encima le cambias el genero a tan bonito "palabro" convirtiendolo en el termino femenino, "infrarroja", ni poniéndonos en lo malo conseguimos imaginar desde donde te pueden llegar las hostias... Además nos encantaría poder dejar de sacarle de una vez tanta punta al lápiz, pero como ya apuntábamos en su día cuando le reseñamos su primer EP a este cuarteto alicantino, nos encanta que, al menos una vez y ojala que sirviendo de precedente, la discriminación de nuestro lenguaje sea "positiva", y esto tomándolo por supuesto de un modo jocoso y ni por asomo peyorativo, pero nos parece maravilloso que si en esta ocasión son "3 contra uno", el sustantivo que denomina a esta banda sea el de Las Infrarrojas, y es que como ellas mismas nos contaban en el tema que les da nombre incluido en su primer 7" editado por Hurrah! Música, "El rojerio nunca te va a sentar mal".


Similares armas, mas desparpajo, y aún mejor sonido, pero perpetrado con el mismo regusto a edulcorado y soleado "beach" playero, que mezclado con un querente deje a autóctono pop "yeye" sesentero, hizo que nos enamoráramos de ellas sin posible remisión, perpetuando este sentimiento en este nuevo set de cuatro temas recién estrenados en los que vuelven a repetir pautas y proezas, y en los que siguen demostrando su "destreza" tanto en español como en ingles, en esta ocasión por partida doble, siendo uno de estos temas, "Darkest Night" otro irremisible "doo-wop" "cincuenteramente" intenso para dejarse llevarse, "cerrar los ojos" y caer postrados al suelo con el corazón roto, mientras en los demás, a costa de sacrificar parte de aquellos juegos de voces corales que tanto nos gustan, que por supuesto siguen estando ahí aunque quizás en menor medida, han ganado en consistencia tanto vocal, a una voz, como instrumentística en su conjunto, con guitarras mucho menos arropadas, mas llamativas, brillantes y seguras de lo que hacen, y en los que a pesar de ya haber perdido el factor sorpresa y sabiendo lo que podemos esperar de ellas, siguen haciéndonos la boca agua con unas pistas cargadas de un "twang" surfero que nos resulta cada vez mas todo terreno, y que al contrario que aquellas "bicicletas que un principio solo nos parecían para el verano", ahora se nos han transformado en autenticas BMX capaces de desenvolverse en cualquier terreno y época del año, aunque eso si, y esperemos que perdure, sus efluvios siempre nos lleguen cargados de brisas marinas, sin obviar en ningún momento que el salitre siempre es terriblemente corrosivo, con una lírica que a pesar del encanto de su entrega nunca debería ser tomada a la ligera, haciendo mas valido que nunca aquello de "mano de hierro con guante de seda"... Sinceramente lo de la Star nos ha parecido todo un detalle!




Leer más...